Conoce los beneficios de nuestro Proflavanol C100

by Brian Dixon

Proflavanol-spotlight-011-1024x576

Cuando hablamos de la salud cardiovascular, la capacidad de los vasos sanguíneos de relajarse es de suma importancia. A este proceso se le llama vasodilatación y es el responsable de controlar el flujo sanguíneo y la presión arterial, y de garantizar que la sangre llegue hasta la punta de los dedos de manos y pies, y en fin, a todas partes.

Para garantizar que nuestros vasos sanguíneos se conserven lo más sanos posible, la respuesta de vasodilatación debe funcionar.

Pero por principio de cuentas, debemos comprender cómo funciona este proceso.

El óxido nítrico producido por las células endoteliales controla el flujo sanguíneo

Nuestras arterias están revestidas con células endoteliales. Por debajo de estas células se encuentra una capa de músculo que controla la contracción y relajación de los vasos sanguíneos. Cuando este músculo se contrae, los vasos sanguíneos se contraen y cuando el músculo se relaja, los vasos sanguíneos se relajan. Es esta relajación de los vasos sanguíneos lo que permite que exista un flujo de sangre regular para garantizar que las cantidades adecuadas de sangre viajen hacia dónde se necesitan.

La principal molécula responsable de la relajación de nuestros vasos sanguíneos es el óxido nítrico. El óxido nítrico es producido por la células endoteliales en respuesta a diversos estímulos, y se abre paso hacia las células de los músculos adyacentes, donde envía a estas células la señal de relajarse. Curiosamente, el óxido nítrico es en realidad un radical libre débil, es decir, contiene un electrón no apareado.

475660735-300x400

Óxido nítrico: ¿un radical libre bueno?

Existe la creencia común de que todos los radicales libres son malos. Sin embargo, éste no es el caso con los radicales libres del óxido nítrico. Debido a esta diferenciación, tanto el óxido nítrico como el proceso de vasodilatación son susceptibles a ataques de otros radicales libres. Por ejemplo, la reacción del superóxido, un radical libre en el oxígeno que respiramos, con el óxido nítrico puede formar un compuesto perjudicial llamado peroxinitrito.

El peroxinitrito causa estragos a las células y daña estructuras celulares esenciales. La reacción del óxido nítrico con el superóxido es dañina en dos formas. Primero, porque elimina el óxido nítrico del cuerpo, lo que impide que los vasos sanguíneos reciban la señal de relajarse, y segundo, porque cuando el óxido nítrico reacciona con el superóxido, dos moléculas relativamente inofensivas forman un tercer compuesto que puede dificultar aún más la función cardiovascular sana.

lg-110-US-ProflavanolC100

El poder de Proflavanol® C100

Entonces, ¿por qué Proflavanol C100 es una buena elección? Bueno, siendo la compañía que somos, quisimos apoyarnos en la ciencia. USANA colaboró con investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston para estudiar los efectos del consumo de suplementos con extracto de semilla de uva y vitamina C, ingredientes activos de Proflavanol C.

En cada punto de tiempo evaluado, encontramos que la suplementación regular aportó efectos benéficos a la protección de antioxidantes y a la función micro vascular, debido a que apoyó el proceso normal sano de vasodilatación.*

Lea este folleto para ver un resumen de este estudio o visite usana.com para leer la versión completa. Y para aprender más sobre Proflavanol C100, lo invitamos a que vea este nuevo video:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s